Se ilumina la UDEM con Noches de Arte Sacro

5 months ago  •  By  •  0 Comments

En el marco del XX aniversario de la Cátedra de Arte Sacro de la Universidad de Monterrey, programa cultural único en el mundo por contar con el aval del Vaticano, la UDEM fue escenario de un show sin precedentes: tres edificios reflejaron, en sus fachadas, distintas obras de arte sacro mientras que una galería del Centro Roberto Garza Sada fungió como una sala de museo. ¿El motivo de este espectáculo? Honrar el tema central de la Trigésimo Novena Cátedra de Arte Sacro: la imagen en movimiento.

Un espectáculo único en la ciudad

Durante los días 13, 14 y 15 de febrero, alrededor de unas 770 personas visitaron las instalaciones de la UDEM para formar parte de una experiencia inigualable: cada 15 minutos iniciaban las proyecciones que construyeron un recorrido en el que cada edificio cobraba vida.


Así, los asistentes de esta edición de la Cátedra, acompañados de alumnos, profesores, colaboradores y personas externas, presenciaron un espectáculo de videomapping en donde el arte sacro trascendió de sus características de belleza y profundidad, y se transformó en un motivo de reunión en donde distintas realidades se aglomeraron alrededor de un suceso único en Monterrey.


Según palabras del director de la División de Arte, Arquitectura y Diseño (DAAD), Carlos García González, “entre las grandes religiones, el catolicismo es la única que acepta las imágenes. Por eso, esta edición de la Cátedra de Arte Sacro es tan importante: nos invita a darnos cuenta de la relevancia de la imagen, particularmente de la imagen en movimiento”; esto explica el porqué las Noches de Arte Sacro se basaron en imágenes que dieran vida a edificios a través de proyecciones diseñadas especialmente para este evento.

Florencia Infante, fundadora de la Cátedra de Arte Sacro de la UDEM, afirma que “el hombre está cansado, vacío y tiene huecos; vive al instante. Inmediatez, rapidez. Ya no nos miramos a los ojos porque es pérdida de tiempo, ya no nos detenemos a trabajar el espíritu. El hombre necesita encontrar respuestas de esperanza, de su alma”.

He aquí la experiencia de dos personas que formaron parte esencial en la conmemoración de este XX aniversario de la Cátedra:

Carlos García González, director de la División de Arte, Arquitectura y Diseño de la UDEM, nos comparte: “Las Noches de Arte Sacro, este año, han tenido el mayor impacto dentro de sus 20 años de existencia. El año anterior, al finalizar la Cátedra sobre música en la obra de Dante, reflexioné sobre la importancia y trascendencia de este evento, y durante un año he trabajado con todo el equipo del CRGS y la UDEM para realizar un gran evento de impacto académico alrededor de la espiritualidad en la imagen en movimiento. Ha sido genial ver la aceptación de todas las instancias y el interés que ha despertado la Cátedra. En la UDEM veo a jóvenes sedientos de espiritualidad en un planeta empeñado en posicionar la superficialidad; y eso me llena de orgullo, y por eso he involucrado tanto a la división. Además, la repercusión internacional del evento de este año demuestra el carácter y la calidad de los eventos académicos que realizamos en el CRGS y en la UDEM.  Ha sido un gran trabajo de mucha gente, y les felicito por eso a todos. El año que viene será igual de contemporáneo y fresco: acercaremos la Cátedra de Arte Sacro a los más jóvenes con un tema que promete ser de mucha actualidad. Ahora bien, debo decir que el tema de las videoproyecciones nos sirvió para reunirnos por la noche ante un espectáculo tecnológico muy atractivo; sin embargo, el valor que más me gustó fue el hecho de compartir tiempo con tanta gente en un formato distinto al habitual y ver a la universidad transformada durante unos días. Se vivió una auténtica fiesta de la belleza, y recordando palabras de Monseñor D. E Viganò: ‘la Belleza salvará a la humanidad’.”

Finalmente, Nery Gracia, directora de la Dirección de Gobernanza, Comunicación y Relaciones Institucionales, nos comentó: “La idea de las Noches de Arte Sacro surge como respuesta a la búsqueda de construir una Cátedra más cercana a los estudiantes, alineándose a la estética y lo visual más que a lo teórico. Para la UDEM, poder difundir el arte del Vaticano, y contar con su aval, es un honor; y es que mantener una Cátedra por dos décadas habla de la perseverancia e importancia de este evento (sobre todo en un mundo en donde es tan fácil encontrar tempestades que justifiquen la detención de algo). Así, el videomapping fue la forma en la que logramos traer lo estético de una manera virtual, inspirados en el poder plasmar imágenes en los individuos que realizaron el recorrido. La realidad es que tenemos un campus privilegiado, rodeado por montañas, y muchas veces la rapidez de lo cotidiano nos nubla la visión de todo aquello que vale la pena presenciar a diario; por esto las imágenes que decidimos proyectar, la música que hacía estremecer… la inspiración a sentir algo. Los sentimientos que hayan despertado este espectáculo son la medida de nuestro éxito, más allá de un libro o una conferencia. Porque al final, estamos comprometidos a que la UDEM sea un escenario repleto de experiencias y sorpresas, un centro de la cultura y la riqueza intelectual. Es aquí cuando entra el concepto de la movilidad, y la multifuncionalidad, tan presentes en el Plan de Movilidad que hoy en día existe en el campus ; el universo es así. Cambia, se adapta. Volvernos sensibles al entorno, vivir el contexto, hacernos conscientes de la naturaleza que nos rodea, y ser un vehículo a través del cual el ser humano pueda conectarse con sus emociones, nos motiva; hay gente que no se va a recordar de lo que dijiste, o quizá de lo que vieron, pero sí recordarán lo que les hizo sentir. Esa es la verdadera creación de la experiencia”.

Submit a Comment