‹ REGRESAR
Redes sociales, con Manual de Carreño incluido
por Arturo González
arturogonzalezsalas@hotmail.com
Las redes sociales existen casi surgido el hombre, pues al fin de cuentas para que otro hombre exista se pasa por el proceso de hacer la red más simple, la de unirse con otro individuo, al procrear, voilà! Un trío escalonado. El árbol genealógico es un ejemplo bastante gráfico de la conformación de enlaces.

El sentido social del hombre le ha llevado a construir redes más complejas, a la par de funciones y actividades complicadas para el mantenimiento de dichas uniones. No sólo el cortejo se llenó de necesidades como coches, títulos escolares, ropa de diseñador, rostros marca Asepsia y feromonas al cien.
También la comunicación en internet sufrió un anárquico crecimiento en: abreviación subjetiva de palabras, documentos apócrifos, material pornográfico, desaparición de la privacidad, disponibilidad empresarial para e-Business, bajas ventas en discos y videos, facilidad para realizar tareas, robar ideas, plagiar tesis y la posibilidad de conectarnos con personas lejanas o da igual que estén en la computadora de al lado.
Las redes nacidas con el internet, es decir las redes del ciberespacio, ocupan en la actualidad la atención de los estudiantes y profesionistas de ciencias sociales, también de comunicólogos, mercas, diseñadores, empresarios y los horarios de cada vez más millones de usuarios (en México casi 4 horas por día).
Sin embargo han son pocos los gourmet, que en pro de la buena educación están al pendiente de no cometer errores de etiqueta y urbanidad cibernética en  Facebook, Twitter, Youtube, Sonico, Myspace, Linkedin, etcétera. Las tres primeras las que cuentan con mayor audiencia, es decir las que rebanan el pastel, ganan el target, se llevan los aplausos.
Entre salir del anonimato por ser un simple mortal,  las campañas políticas, los anuncios de empresas y sus productos, hasta llegar a lo inverosímil pero que ocupa ya un lugar, son contados los que en realidad les preocupa hacer de las redes un verdadero proceso de socialización.
Carreño con su Manual de buenos modales estaría etiquetándonos en un compendio versión 2.0 para luego darle “me gusta”.
Recordando el branding del francés Marc Gobé, que indica ir a lo emocional para crear las marcas y llevarlas a la preferencia del mercado, muchos han caído en los típicos errores del adolescente que descubrió que en Facebook se tienen amigos desconocidos, en Twitter te siguen sin ser líder, en Youtube te exponen sin estar en Tepito, y es entonces cuando elige aventurarse en la práctica irresponsable de ensimismarse en su perfil.
El Sr. Gobé con su “emocional branding”  no sugiere que por la naturalidad de las emociones no empleemos estrategias, al contrario, deletrea en cada pagina de sus publicaciones la creación de un espacio propicio para que marcas y personas se sientan parte de un mismo equipo.

Es decir, las redes sociales para algunos son el punto de venta, la foto editada o el aparador de una tienda, pero los usuarios piden ir más allá, quieren ir a la sala de la empresa, saber que son importantes en verdad, piden a gritos interacción como si agregáramos a un cuate de años, buscan revisar el closet y sugerirnos como armar las campañas, quieren promover la marca a cambio de ellos mismo ser la marca.
Carreño en sus tiempos pecó de excesivo formalismo, las cosas han cambiado, unos piden regrese el pasado, otros prefieren el relax de hoy. Aún así les daré unos consejos que el mismo venezolano me dijo cuando se apoderó de mi, ya exorcizado se los dejo para su entero uso:
• El problema no es agregar a desconocidos, el asunto es el nulo networking, es decir, no ver la forma de ir más allá del bien y del mal, diría Nietzsche.
• Al ser una empresa y agregar a clientes fieles o potenciales, se adquiere un compromiso de interactuar. Lamentable ver ignorados los comentarios que son información fresca para Sistemas de Inteligencia de Marketing, representan bases de datos, sondeos, áreas de oportunidad.
• No es ni cómodo ni representa beneficios etiquetar a los contactos con frecuencia en fotos, notas o foros que tal vez no les interese. Recibimos miles de correos, en la calle nos saturan los mensajes, la tele, radio y periódicos nos han dejado indiferentes. Fastidiar provoca retiradas en lugar de fidelización.
• El idioma sufre modificaciones, el español actual no era el mismo que a la llegada de los españoles, no podemos evitar que ahora se modifique. Lo que si podemos evitar es vernos como iletrados cuando representamos un ideal empresarial, un político, una estrella musical o aquel que cursando la maestría en Diseño y Mercadotecnia escribe con singular alegría sus propias reglas ortográficas.
• Podemos ser la amargura o la dulzura hecha hombre o empresa, si hemos definido que es la estrategia: Adelante! Diría BBVA Bancomer. Si no, lograran lo que hacen varios amigos de twitter que ponen mensajes de los ángeles e intercalan comentarios iracundos llenos de mentadas. Además de un mensaje doble, me hacen reír demasiado, pero el propósito jamás se cumple.
• A pesar que saludar, dar gracias, pedir por favor, son reglas que nunca pasarán, no podemos decir lo mismo en cuanto a la discreción. No nos hagamos tontos, la redes son el escaparate del siglo XXI, sin embargo con los años he aprendido que debemos ser responsables de lo que colocamos en él. Cuesta caro saber cuando cerrar el pico, cuando causar polémica, ojalá experimente en cabeza ajena y no en la propia.
• El encargado del manejo de redes sociales si no es un experto en Social Media, deberá reunir como requisito mínimo la capacidad de resolver situaciones, la facultar de hablar en nombre de la marca y saber distinguir que comentarios son dignos de nuestro perfil y cuales no.
• Se requiere además de educación, creatividad con “good taste” para permanecer en el top de los seguidores. No hay que inventar el hilo negro, pero si todo estuviera dicho, que diablos nos quedaría por hacer.

Si hay alguien que quiera impedir este matrimonio que ha firmado al leerme, dígalo ahora o calle para siempre. Puedo besar a la Mac mientras me quitan el lazo de mis Facebook y Twitter. Me voy con Youtube a la party. Adiós•

Fecha de publicación: 3 de agosto 2011
Untitled Document
Untitled Document
 
Untitled Document