‹ REGRESAR
Tres cimientos del arte de iniciar
por Mario Flores
mario@administrarte.com
Antes de iniciar cualquier proyecto empresarial se deben establecer los cimientos. Hoy hablaremos de los tres cimientos clave que un emprendedor debe tener para el arranque: Tener actitud, Enfocarse en resolver problemas y Tener sentido de ayuda.

1. Tener actitud
Si estás pensando en emprender tu negocio debes saber que vas a iniciar un viaje. No te recomendamos iniciar con malos presentimientos del futuro. El emprendedor está obligado a ser optimista. ¿Sabías que optimismo es uno de los principales atributos que busca la NASA en el reclutamiento de un astronauta? ¿Imaginas tener entre la tripulación un tipo pesimista?¿Podrías imaginar la clase de estrés que generaría esta persona entre los demás?. Erradica de ti ser negativo. El trayecto es suficientemente complicado para entender que habrá restricciones, limitantes y problemas. La tripulación lo sabe. Tú lo sabes. Si no estás dispuesto a encarar esto, es preferible que no comiences.
Algunos llamarían este aspecto como actitud. ¿Actitud de vida? En efecto. La actitud es realmente importante para emprender. Algunos directores como Carlos Matiella de la productora Organika piensa que la actitud, incluso, es más importante que el talento. Y yo pienso igual. Emprender significa entrar a un mundo donde el factor suerte desaparece y ahora los empresarios son los fabricantes de su propia suerte. ¿Eres de los que son capaces de fabricar su propia suerte? Bienvenido al mundo empresarial. Este es un atributo que tienen en particular muchos emprendedores.

2. Enfoque en resolver problemas
El segundo cimiento tiene que ver con ser por naturaleza una persona que no pueda estar quieto sin resolver un problema. Esta es la esencia de los negocios. El fundador de Sun Microsystems, Vinod Khosla suele decir en sus pláticas: “No problema, no solution, no company”. Esta es la esencia de la vida empresarial. “Nadie te pagará por resolver un problema que no sea problema”. El beneficio que hay detrás de aportar a la vida productiva y económica en general está sujeta a la premisa: “resuelve”.
Alguna vez Luis Fitch, de Uno Diseño, en un seminario de a! Diseño me dijo: “Los chavos que están desarrollando una empresa deberían tener claro que la naturaleza de un empresario es resolver problemas. Yo les digo: escoge un problema y resuélvelo”. A través de estos consejos que clara se puede volver la vida empresarial (y la evaluación del futuro de un despacho freelance cuando se tiene claro qué clase de problemas resolvemos) ¿Tú estás resolviendo problemas?


3. Sentido de ayuda
No empieces un despacho con base al hecho “Sé diseñar”, o “Quiero ganar dinero”. Empieza con un punto fijo: “debo ayudar”. Es diferente enfocarte a resolver problemas que a ayudar. Resuelve problemas y tendrás resuelto el ángulo financiero. No ayudes y te sentirás vacío. El sentido de ayuda es un enfoque para beneficiar a alguien y convocar a un equipo. Nadie puede hacer una empresa convocando a la gente sólo para hacer dinero. ¿Qué clase de inspiración? ¿Qué hay de significativo? No me mal entiendan. El dinero es importante, es la gasolina de la ambulancia. Sin gasolina la ambulancia no puede ayudar.
El sentido de ayuda le da a una empresa el poder de convocatoria para que se unan personas a través algo más grande. Por ejemplo: nuestra misión, la misión de Administrarte, es apoyarte para que estas herramientas fortalezcan tu proyecto y que nosotros sigamos gozando de tu talento plasmado en diseño de alta calidad.
Para sembrar el sentido de ayuda en tu empresa escoge algo que te guste, te apasione y que esté desapareciendo o teniendo problemas. En este sentido encontrarás la tercera plataforma para hacer significativa tu vida empresarial.

Fecha de publicación: 8 de mayo 2011


Untitled Document
Untitled Document
 
Untitled Document