DÉBORAH BALBOA

3 weeks ago  •  By  •  0 Comments

GANADORA DE LA BECA ANIMEXICO

Debo enfatizar en que la gente debe luchar por lo que quiere, no importa si tienen una mala noticia al principio, lo tienen que volver a intentar”, afirma la joven animadora mexicana Déborah Balboa, quien actualmente estudia la Maestría en Artes, Animación de Personajes y Realización en París, Francia.

En el Festival de Cine de Morelia de 2018, el director mexicano Guillermo del Toro anunció que junto con Cinepolis otorgaría la beca ANIMEXICO, para estudiar en Gobelins, l’ecole de l’image, en París, Francia.

El proceso para obtener la beca ANIMEXICO es muy largo y uno de los primeros pasos es ser aceptado por la institución. Ese año, Déborah Balboa participó y fue seleccionada por la escuela junto con otros cuatro estudiantes mexicanos,  pero al final solo se otorgaron tres becas y ella no estaba entre los ganadores.

“No me desanimé, y aunque no sabía si habrían nuevas becas, me preparé todo un año para volver a aplicar en 2019; llegó esta segunda oportunidad, volví a quedar seleccionada, junto con otros tres mexicanos, pero en esta ocasión solo habría una beca”, recuerda Déborah Balboa. “En junio de 2019 recibí una llamada de Gobelins para informarme que había ganado la beca y que Guillermo del Toro conocía y había aprobado todo el proceso. En ese momento me sentí en la luna”.

Déborah Balboa, quien firma su obra como Debbie Balboa, desde muy joven reconoció su pasión por el dibujo, el arte, la historia, el cine y más adelante la animación.

¿Cómo llegaste a la animación?

Desde toda la vida. Cuando era niña me encantaba dibujar, era de las pocas cosas que podía hacer por horas; imaginaba historias y dibujaba personajes. En esa época veía muchas películas de Disney, y me gustaba pensar mis personajes en movimiento, pero todo esto eran solo ideas.

Aproximadamente a los 12 años de edad empecé a ver videos y tutoriales sobre cómo los animadores creaban desde las caricaturas de Bugs Bunny hasta las películas de Disney. Yo inicié solita a “animar cuadro por cuadro” mis personajes en una libreta. Luego empecé a buscar programas, y a investigar todo por mi cuenta. En ese momento no existía la carrera de animación, ni conocía a ningún animador mexicano.

¿Cuáles son tus principales referencias e inspiración?

Soy una fanática de la historia, de niña pensaba que si no podía dedicarme al arte o la animación, podía ser historiadora, pero mis papás me decían que si estudiaba esa carrera me iba a morir de hambre, así que me dediqué  a la animación.

En mi trabajo personal combino historia con fantasía, mis principales referencias han sido los libros de texto de la Secretaría de Educación Pública; tomaba temas de la historia de México y de la historia mundial, e imaginaba pasajes a mi manera, para crear mis historias y mis personajes.

También tengo referentes en el cine y en el arte, y muchos directores de cine.

En mi familia, desde niña me inculcaron ver todo tipo de películas y me volví fanática del género de terror, desde clásicas como Frankenstein o más recientes como El Despertar de los Muertos, hasta las más actuales y  obviamente me llamó mucho la atención el trabajo de Guillermo del Toro, me apasiona su obra porque suma el terror con historias increíbles.

¿Podemos identificar un estilo particular en tu trabajo?

Cuando inicié en la animación me gustaba mucho el estilo de las películas de Disney, pero también del trabajo del Estudio Ghibli, de Hayao Miyazaki, con un sello muy oriental. No sé si tengo un estilo personal.

Mucha gente dice que uno reconoce a un artista por su estilo pero en el ámbito de la animación es positivo poder cambiar de estilos, porque nuestro trabajo depende del proyecto y el estudio con el que estemos trabajando.

¿Qué significa para ti estar hoy en Gobelins?

Es una experiencia que siempre voy a tener muy cerca de mi corazón. Siempre la voy a recordar porque, aunque hubo momentos de duda, es prueba de que si pude lograrlo.

Lo más importante que tiene Gobelins es que reúne a gente increíblemente talentosa de distintos países, en mi clase hay estudiantes de 15 nacionalidades. Surgen ideas completamente diferentes por el entorno en que cada uno  de mis compañeros creció.

Valoro muchísimo la convivencia con mis compañeros. Estamos estudiando una maestría, y la mayoría tienen experiencia laboral en lugares increíbles, y su conocimiento es excepcional. Por supuesto, los maestros son de grandes ligas y su conocimiento es muy interesante, trato de absorber todo lo que me puedan dar.

¿Qué sigue para ti después de tu Maestría?

No sé exactamente cuando voy a lograr mis metas, solo trato de trabajar en ello y eventualmente alcanzarlas. Pero uno de mis objetivos es graduarme y conseguir un trabajo en Europa o en otro continente para conseguir más experiencia internacional, y eventualmente mi idea final es regresar a México, llevar ese conocimiento y comenzar una compañía mexicana de animación.

#Inspirandotumejorversión

Déborah Balboa nació en la Ciudad de México en 1993. En 2015 se graduó en la Licenciatura en Animación y Efectos Digitales en la Universidad de Monterrey (UDEM).

Durante cuatro años ha trabajado en varios proyectos como animadora y artista conceptual para varios clientes y proyectos como freelance, y también en un estudio en Monterrey.

¿Qué te llevó a elegir a la UDEM como tu universidad?

Un año antes de ingresar a la universidad, la UDEM abrió la carrera de animación, soy de la segunda generación de la Licenciatura en Animación y Efectos Digitales. Era una carrera muy nueva, pero yo estaba muy emocionada, porque era exactamente lo que quería. Muchos animadores mexicanos estudiaron carreras como comunicación, arte o diseño gráfico, porque no había una licenciatura en animación, yo tuve esa fortuna.

También, siempre me ha gustado la manera como la UDEM trata a sus estudiantes, como una verdadera comunidad; puedes hablar con los maestros con mucha confianza, puedes contarles tus problemas y ellos te ayudan siempre a mejorar, eso para mí era importante. Y lo sabía desde antes de entrar ya que mi hermana y mis primos son egresados de la UDEM. Cuando fui por primera vez a la Universidad, quedé enamorada del campus y ver cómo trataban a la gente, por eso me  decidí por la UDEM.

¿Cómo fue tu experiencia en la UDEM?

Al ser una carrera tan joven, tenía muchas áreas de oportunidad. Me ayudó mucho porque la licenciatura estaba concentrada en la enseñanza de 3D, de lo que yo no sabía nada. Antes solo me enfocaba en proyectos en 2D. Algo que siempre le voy a agradecer a la UDEM son las bases en mi conocimiento de 3D, que al final era lo que necesitaba para  entrar a proyectos que me iban a llegar en el futuro.

¿Cuáles son las principales fortalezas que identificas en la UDEM

El hecho de que te enseñen a ver no solo por ti y por tus metas, sino por los que te rodean, eso siempre me pareció muy importante y esta idea se quedó muy presente en mis metas.

Para mí es muy importante obtener una base sólida de conocimiento, triunfar de alguna manera, para regresar a México y ayudar a seguir construyendo para que todos triunfen. La UDEM siempre ha tenido este valor y me gustó muchísimo, me formó.

Todas nuestras experiencias son escalones que al final nos ayudan a alcanzar objetivos más influyentes. Creo que mi formación en la UDEM me va a seguir ayudando para muchas cosas más en el futuro. !

 

Suscríbete a nuestro Newsletter

[pro_ad_display_adzone id=”5866″]

Submit a Comment