Espejismo Azul

4 weeks ago  •  By  •  0 Comments

Vibrantes geometrías naturales y míticas criaturas marinas recorren el lujoso y contemporáneo departamento que parece habitado por el mar, así  podemos definir Espejismo Azul, uno de los proyectos recientes realizado por Pedro Ávila. Arquitectura+Diseño, en el que contó con la participación de Firenze.

Proyecto de Pedro Ávila. Arquitectura + Diseño

Como un homenaje a la naturaleza a través de la estética de las formas y la geometría de los objetos, el talento de Pedro Ávila, Enid Sánchez y Oswaldo Sánchez, logra reflejar poéticas metáforas con el diseño de este departamento en Acapulco.

“Espejismo Azul es un homenaje al sitio donde se ubica el proyecto; un penthouse en Acapulco, donde lo que más valoramos fue la vista al mar”, explica Oswaldo Sánchez, director creativo del despacho. “Como concepto buscamos  que cada parte del penthouse tuviera un acercamiento con el mar, como si habitara el espacio y que todas las habitaciones tuvieran accesibilidad a la vista al mar, y para lograrlo desarrollamos muros transparentes y reflejos”.

Pedro Ávila, CEO del despacho destacó el valor de los porcelanatos de Firenze en la realización de Espejismo Azul, cómo a través de colores, tonos y texturas se logró el objetivo de que el mar habitara dentro del penthouse.

“Para algunos espacios interiores queríamos un material con apariencia de madera corroída por el mar, como un viejo muelle, y lo logramos perfectamente con Striato Bianco. Y para los pisos principales de las terrazas queríamos también un piso que se viera como afectado por la salinidad del mar, y la solución ideal fue Stromboli Grey”, apunta Pedro Ávila.

En la primera planta de Espejismo Azul se encuentran cuatro habitaciones con muros de cristal, emulando lujosas vitrinas; dos con vista al mar y dos a una laguna, pero la estratégica ubicación de los elementos permite que el mar se cuele en los espejos de los tocadores, manteniéndose presente en los cuatro espacios.

En la planta baja, la luna en sus diferentes fases se materializa en los espejos, donde la firma logró crear un efecto de lunas multidimensionales como una romántica visión nocturna.

En la planta superior se vive otro espejismo a través de un diseño abierto y la natural continuidad de los espacios, con los que se crea la ilusión de estar navegando en un exclusivo yate. La terraza es el portal que conecta a otra dimensión sensorial, inundando la percepción del observador de las diferentes personalidades del mar según la hora del ocaso.

“Para nosotros, el interiorismo tiene que ver mucho con nuestro slogan: crear felicidad a través del diseño.

En cada espacio que intervenimos buscamos sorprender e ir más allá de nuestras experiencias y conocimientos sobre las formas, las dimensiones, las estructuras y las tendencias estéticas predominantes”, concluye Pedro Ávila. 

Por Espejismo Azul,  Pedro Ávila. Arquitectura+Diseño obtuvo el Premio Nacional de Arquitectura e Interiorismo 2020 AAI, reconocimiento que gana por cuarto año consecutivo.

Submit a Comment