GERARDO BROISSIN

UN MICRO ECOSISTEMA FUNCIONAL Y FUTURISTA

“El concepto de la oficina comienza con la naturaleza que envuelve los espacios de trabajo. Es un ecosistema dentro del gran ecosistema urbano”

Las nuevas oficinas de BROISSINarchitects representan un micro ecosistema donde la naturaleza es el protagonista en un ambiente funcional y futurista. Un espacio de trabajo enfocado en el ser humano, con la pluralidad de personalidades, estilos y estados de ánimo de su equipo creativo.

BROISSINarchitects celebra este año 2020, dos décadas de trayectoria y evolución constante que se reflejan en la construcción de sus nuevas oficinas al norte de la Ciudad de México.

“Comencé a estudiar arquitectura en 1994, el año que vivimos una grave crisis política y económica en México, algunas personas me decían que era un error estudiar esta carrera en ese momento, sin embargo continué y en el 2000 me gradué y ese mismo año nació BROISSINarchitects; ahora, 20 años después, estamos enfrentando una crisis mundial provocada por el Covid-19, las crisis han marcado pasos fundamentales en la trayectoria de nuestro despacho”, menciona en entrevista Gerardo Broissin, director y fundador de BROISSINarchitects.

En estos 20 años de trayectoria y aprendizaje continuo, Gerardo Broissin considera que hoy la arquitectura regresa a su objetivo original: mejorar la calidad de vida de las personas. “El ser humano ha retomado otra vez el papel predominante en la arquitectura”, explica. “Estamos viviendo claramente una disciplina mucho más enfocada hacia el individuo y a la colectividad; en esta evolución me ha tocado transitar de una arquitectura institucional, buscando enaltecer su valor estético y su trascendencia, hacia una arquitectura que hoy busca mucho más resolver necesidades especificas del individuo”.

La arquitectura debe responder en cada época a las necesidades de la civilización, “ahora debemos estar enfocados, por ejemplo, en qué respuesta vamos a tener como arquitectos ante las pandemias”.

BROISSINarchitects hace casi dos años había identificado una evolución importante en la forma de interacción de equipos de trabajo y su relación con los espacios de trabajo en las oficinas corporativas. Esta visión los llevó a planear y construir sus nuevas oficinas, que inauguran este año, las cuales coinciden en varios puntos con lo que serán las oficinas del futuro.

“Hace dos años empezamos a gestar la idea de tener una oficina que cambiara la forma en que habitamos los espacios de trabajo, permitiendo más flexibilidad; donde la gente tuviera la oportunidad de escoger su lugar de trabajo cada día, y no tener un lugar fijo, pensamos en la oficina como un centro de colaboración y no un centro de trabajo”, explica Gerardo Broissin. “Hoy la oficina es un centro de reunión cuando necesitas concentrarte con tu equipo de trabajo, pero no es necesario estar ahí todos los días. Este pensamiento ahora coincide con la pandemia que estamos viviendo”.

“La arquitectura va a cambiar propiamente el uso de espacios dependiendo de su función. Las casas van a cambiar, así como cuando cambiaron con la llegada del televisor y nació el cuarto de televisión, ahora debemos encontrar espacios lo suficientemente ágiles y versátiles que se conviertan en sitios para trabajar en casa. En consecuencia, también las oficinas se van a transformar; se van a necesitar menos metros cuadrados, porque habrá menos gente en las oficinas, vamos a tener espacios colaborativos para equipos de cinco o seis personas, donde se respete una sana distancia”, complementa el arquitecto.

Gerardo Broissin recuerda que a lo largo de 20 años han colaborado con muchos corporativos, y esto los llevo a reconocer la necesidad de soluciones para adaptar los espacios a un nuevo estilo de trabajo, pero en ocasiones sus ideas eran difíciles de aceptar por sus clientes y esta frustración los llevó a construir sus nuevas oficinas, que se pueden traducir en un showroom de nuevos conceptos de arquitectura.

LA OFICINA DEL FUTURO

“En nuestras nuevas oficinas aplicamos todos los granitos de arena que fuimos encontrando en el camino y que no pudimos realizar con nuestros clientes”, expresa Gerardo Broissin. “Queremos convertirnos en el detonante  que necesitamos para que se vean nuevas ideas y empiecen a ser aceptadas por los clientes”.

Desarrollar el concepto adecuado de las nuevas oficinas de BROISSINarchitects  dependía de encontrar un espacio adecuado en el norte de la Ciudad de México, en Naucalpan, el municipio que vio nacer al despacho.

“Requeríamos de preferencia de un edificio corporativo que estuviera ligado con objetivos de sustentabilidad, que tuviera entre otros aspectos, buenos ductos de ventilación para renovar el aire y una altura generosa de los techos”, recuerda Gerardo Broissin. “Finalmente encontramos el edificio en Toreo Parque Central, donde tenemos una condición de fachadas de vidrio con vista a diferentes puntos de la Ciudad”.

“Es un gran edificio que nos permitió construir y consolidar nuestro concepto de oficina, un espacio versátil que además aporta una nueva filosofía, donde se unen la naturaleza y el espacio de trabajo. Debemos hacer un ejercicio de conciencia donde cada usuario de la oficina recuerde el origen de las civilizaciones, que fue la agricultura. Contamos con una granja urbana con sustrato terroso que produce en sitio alimentos para nuestro consumo, y con un muro de hidroponía que cumple los mismos fines de consumo”.

“En este concepto la naturaleza envuelve los espacios de trabajo contenidos en una caja de cristal. Es un ecosistema dentro del gran ecosistema urbano, creo que en esto se concentra toda la parte conceptual de la oficina”, manifiesta el arquitecto.

La inclusión de todo tipo de arquitectos y profesionistas en BROISSINarchitects,  todos con muy distintas personalidades, se refleja en sus nuevas oficinas, cada espacio tiene su propia identidad, hay lugares para trabajar de forma individual, en pareja o en equipo, salas de juntas con distintos desniveles, mobiliario y colores, todos con el objetivo de lograr el mejor desempeño y la mejor interacción entre los equipos de trabajo, donde el elemento protagonista y unificador es la naturaleza.

“Los usuarios se van a identificar con diferentes espacios de trabajo, en un momento van a requerir un espacio muy blanco y en otros uno con mucho color, y esto puede además variar cada día, como varían nuestros estados de ánimo”, expone Gerardo Broissin. “Creamos un lugar de trabajo con el que se puede identificar cada integrante de nuestro equipo, y estamos seguros que esta experiencia laboral va a mejorar e incrementar la productividad”.

Gerardo Broisin está convencido de que las crisis son al mismo tiempo momento de oportunidades y que se debe darle un giro a los problemas y traducirlos en soluciones.

“La paradoja en eliminar metros cuadrados en las oficinas como una consecuencia de la crisis por Covid-19 representa un beneficio, la gente va a ser más productiva y va a tener más tiempo con su familia”, concluye el arquitecto. “Debemos hacer conciencia sobre esta nueva realidad y favorecerla, debemos sacarle lo bueno a esta pandemia y aportar lo que nos toca para que este núcleo de la sociedad se mantenga firme y fortalecido”. !

FIRENZE EN LA MATERIALIDAD
DE BROISSINARCHITECTS

Para la elección de los materiales adecuados para la construcción de las nuevas oficinas de BROISSINarchitects  era importante buscar a los mejores distribuidores, “gente que ha creído en nosotros y nos ha apoyado, pero sobre todo con los mejores materiales y las certificaciones adecuadas para nuestro proyecto”, apunta Gerardo Broissin.

El piso fue un factor determinante, era vital que tuviera la resistencia y las condiciones de luminosidad que requería el concepto de las oficinas; es evidentemente un espacio interior, pero que tiene condiciones casi de exterior por las grandes ventanas de cristal y la iluminación natural. Una opción era la piedra natural, pero es muy pesada para un edificio corporativo; finalmente la solución fueron diferentes porcelanatos arquitectónicos de Firenze que funcionaron de maravilla para distintas áreas.

Como en cada una de sus oficinas, BROISSINarchitects hace un homenaje a sus proyectos más importantes en cada etapa de su trayectoria. Ahora en estas nuevas oficinas, ubicadas en Toreo Parque Central, eligieron uno de los muros principales para exhibir maquetas y planos de estos proyectos.

Este muro requería un carácter industrial y ahí otro reto de la materialidad de la oficina. Una opción era dejar el concreto aparente, otra utilizar placas de acero, pero las condiciones estructurales del edificio no lo permitían por el peso excesivo. Finalmente, la opción ideal fueron los porcelanatos Oxide y Oxide Deco de Firenze, con una apariencia industrial, incluso un poco oxidado, que funcionaron a la perfección.

www.firenzeworld.com