JAKOB GÓMEZ

UDEM

10 AÑOS DE CONSTANTE EVOLUCIÓN

“Diseñamos productos, espacios y objetos innovadores que generan emociones y experiencias únicas”

En 2010, el joven arquitecto Jakob Gómez fundó en su natal Monterrey, Nuevo León, su primer estudio con su propio nombre; cinco años después se transformó en Kob and Co., incorporando servicios integrales de arquitectura, interiorismo, diseño de mobiliario y diseño gráfico, y en 2020 celebra sus primeros 10 años y se transforma en Fasque, e incorpora las áreas de construcción y desarrollo inmobiliario.

“Guiados por la Innovación”, apunta Jakob Gómez,  “desarrollamos estrategias sólidas y diseño con un enfoque total al detalle. Nuestro equipo de diseño tiene la capacidad de aplicar sus talentos con la misma eficacia en muchos campos diferentes”.

Actualmente, Fasque se especializa en arquitectura, construcción, diseño y producción industrial y de interiores.

“Diseñamos productos, espacios y objetos innovadores que generan emociones y experiencias únicas. Esto es debido a nuestra constante búsqueda de innovación y la aplicación imaginativa de los materiales”.

Presentamos una conversación con Jakob Gómez, donde comparte cómo inició su camino por la arquitectura, hasta la consolidación de una empresa que brinda servicios desde arquitectura hasta diseño gráfico.

¿Cómo fue el camino para llegar a la arquitectura?

Desde pequeño me interesó, recuerdo mucho la casa de mis abuelos, que era muy obscura, pero tenía ciertos pasillos con luz; también recuerdo el olor de la casa y el clima frío, que la convertía en un sitio muy agradable en Monterrey.

Ese tipo de cuestiones siempre me interesaron y sobre todo la parte constructiva; recuerdo que uno de mis primeros trabajos a los 12 años de edad fue en una obra como albañil, aprendí mucho. Ví cómo se iban generando los espacios de la nada, y así empecé. Siempre tuve esa curiosidad y de hecho antes de estudiar arquitectura probé con otras carreras como diseño industrial y diseño gráfico, pero finalmente me incliné por la arquitectura.

¿Cómo fue el inicio del estudio Jakob Gómez, hace ya 10 años?

Después de graduarme de la Licenciatura en Arquitectura estuve en la Ciudad de México trabajando con Héctor Esrawe y al concluir los proyectos en los que estaba participando me regresé a Monterrey y comencé mi estudio desde mi cuarto en casa de mis papás.

Con el objetivo de tener mayor entendimiento y control sobre el proceso creativo, empecé diseñando mobiliario; en ese tiempo pensaba que iba a ser más sencillo, pero después me di cuenta que es mucho mas difícil hacer una silla que funcione perfectamente en cuestiones estructurales y de ergonomía, que incluso calcular una viga de una casa.

Después comencé a desarrollar también proyectos de interiorismo y poco a poco fuimos creciendo, hasta que llegamos a ser más de 15 personas. Crecimos en tamaño y en servicios, integrando desde arquitectura hasta diseño gráfico.

Al cumplir cinco años el estudio cambiamos el nombre a Kob and Co., con el objetivo de presentarnos como un estudio de servicio integral. Pero ahora, al cumplir 10 años, nos renovamos y tomamos el nombre de Fasque. Somos una empresa que ofrece servicios de arquitectura, interiorismo, diseño gráfico y abarcamos ahora hasta la construcción, y comenzamos a participar en proyectos de desarrollo inmobilario, tanto comercial como habitacional; incluso ofrecemos asesoría jurídica en temas de construcción.

¿Cuál es la principal fortaleza de Fasque?

Creo que es la parte de arquitectura. Pero también tienes que saber cómo evolucionar e integrar otras áreas, como la parte financiera o de mercadotecnia. La parte de arquitectura en sí es lo que nos define, pero nosotros la vemos como una disciplina en un contexto actual económico y sociológico.

¿Cómo defines hoy el estilo de arquitectura de Fasque?

Es una arquitectura que se adapta a las necesidades, creo que no tenemos un estilo; aunque muchos clientes dicen que sí. Sería como etiquetarnos, y nosotros vemos a la arquitectura como un medio para resolver problemas. Nuestra arquitectura se basa en la resolución de espacios, pero sí consideramos importante que se integren a la parte socioeconómica y cultural de la ciudad.

En el área regiomontana creo que se está perdiendo el valor regional de la arquitectura, me parece que en zonas de la Ciudad de México están tratando de rescatar su esencia, y están construyendo una arquitectura mexicana muy fuerte. Eso hace falta en Monterrey, ahora están enfocados en edificaciones “modernas” pero sin ninguna relación al contexto, es todo un reto porque al mismo tiempo debemos reconocer lo que realmente funciona y se adapta, por ejemplo en ciertas zonas y espacios se orientan al sur utilizando muros de vidrio con enfriamiento artificial esto no es lo mejor en eficiencia.

¿Cómo definirías el estilo de arquitectura regiomontana?

Creo que estamos aún en una etapa de reflexión sobre este tema. Pero en este momento, más que un estilo hablaría de temas más básicos, como los materiales que se han utilizado en la arquitectura en los últimos 100 años y que se están dejando de utilizar, y son materiales que funcionan en nuestra geografía por durabilidad y cuestiones térmicas, por ejemplo. Debemos rescatarlos y no olvidar las raíces de nuestra arquitectura.

Para concluir, hemos visto un crecimiento y evolución constantes en estos primeros 10 años, ¿cuáles son tus próximos objetivos como arquitecto y como empresario?

Estamos tratando de enfocarnos cada vez más en desarrollos inmobiliarios propios. Desde el año pasado comenzamos a comprar casas y remodelarlas, y también a construir, pero a diferencia de algunas desarrolladoras y constructoras, en Fasque nos enfocamos en lo que sería una buena casa, estamos creando espacios que se adaptan realmente a las necesidades de sus habitantes y a su contexto.

#INSPIRANDOTUMEJORVERSIÓN

Jakob Gómez es egresado de la Licenciatura en Arquitectura de la Universidad de Monterrey (UDEM), y en 2014 fue seleccionado como uno de los jóvenes talentos por 100% Design London.

Su trabajo ha sido publicado en revistas como “Wallpaper”, “Designlike”, “Picamemag”, “Architectural Record”, “Corian Design” y “Makeitwork”, entre otras. Jakob Gómez comparte momentos claves de su experiencia como estudiante UDEM.

¿Qué te hizo elegir a la UDEM como tu universidad para estudiar la Licenciatura en Arquitectura?

Antes de iniciar la universidad estuve un año en Toronto, Canadá, fue como un año sabático, estudié en una preparatoria, mejorando mi práctica del idioma inglés y cursé algunas materias relacionadas con diseño gráfico y diseño industrial. Aproveche esté año también para decidir realmente qué carrera estudiar.

Cuando regresé a Monterrey sabía que iba a estudiar arquitectura, y mis padres querían que estudiara en la UDEM, donde estudiaban mis hermanos, pero realmente lo que me convenció fue el plan de estudios, su formación humanista, y sus valores.

¿En tu experiencia, qué es lo más relevante en el proceso formativo en la UDEM?

La experiencia que me ofreció la UDEM es invaluable. Por ejemplo, mis maestros tuvieron mucho que ver en mi formación como arquitecto, porque me enseñaron a no conformarme con lo que estaba en los libros y en sus clases, realmente me motivaron a buscar más, a querer aprender más; me volví autodidacta en algunos temas y esto ha sido determinante en mi carrera.

Tuve suerte de pertenecer a una gran generación, tuve excelentes compañeros, la dinámica social fue muy positiva, nos gustaba explorar, reflexionar, discutir sobre los temas que nos interesaban. Y todo esto es consecuencia de la influencia de los profesores y el plan de estudios de la UDEM.

¿Cuáles son los principales valores y experiencias de la UDEM que conservas hasta el día de hoy en tu vida profesional y personal?

Los maestros me enseñaron la necesidad de buscar mi propio lenguaje, pero sobretodo analizar cada proyecto y no sólo quedarme con una idea. Debemos entender cada caso, cuestionarlo, llevar a cabo un debate y una reflexión; esto es algo presente en mi vida personal y profesional. !