MARIELA MEZQUITA

BRANDING SIGNIFICA PLUSVALÍA

En 2019, Mariela Mezquita decidió enfocar sus esfuerzos a diseñar identidad de marca. Ella y su equipo, formado únicamente por mujeres, se enfocan en desarrollar estrategias visuales para marcas y productos emergentes, nacionales e internacionales, que incorporen un enfoque cultural o sustentable.
Para Mariela Mezquita, “no hay una receta para el éxito porque cada proyecto tiene necesidades y valores diferentes, pero la constante que sí puedo detectar es entender a su público objetivo. Pensar en el usuario final, en el cliente de tu cliente”. Presentamos una conversación con la joven diseñadora mexicana.

“El branding no puede hacer magia por sí solo y necesita ser muy constante y asertivo para funcionar”

¿Cuál fue tu ruta personal para llegar al diseño?

Desde muy chica mis intereses giraban en torno a la creatividad visual y exploré muchos medios antes de llegar a ser diseñadora. De niña, el dibujo, la pintura y el origami; en la pubertad me interesé por la fotografía y terminé por estudiar la carrera de comunicación visual. Ahí supe de la existencia del branding y me enamoré del ejercicio de desarrollar lenguajes visuales que puedes plasmar en diferentes aplicaciones.

¿Cómo nace tu propia agencia?

Era freelance, pero llegó un momento que me sobrepasó la carga de trabajo y, como no quería decir que no, ni quedar mal; comencé a delegar partes del trabajo a otros diseñadores en un esquema de contratación por proyecto.

Eventualmente contraté a una diseñadora medio tiempo que poco después se convirtió en tiempo completo; luego ya éramos tres, y así sucesivamente. Al principio me ponía nerviosa y quería controlar todo, pero con el tiempo aprendí a confiar.. Mi estudio nació precavido y creció confiando.

¿Cuál es la razón de crear un equipo de trabajo sólo con mujeres y cómo ha sido el resultado?

No fue algo planeado. Pasó porque me siento más cómoda trabajando con personas femeninas y también por el hecho de que simplemente somos más mujeres diseñadoras. Cuando la diseñadora Jessica Walsh lanzó su estudio &Walsh en Nueva York, publicó un dato interesante: 70% de las personas que estudian diseño son mujeres, entre el 5% y 11% de las posiciones directivas son ocupadas por mujeres, y solo el 0.1% son dueñas de sus negocios. Creo que la verdadera pregunta es, ¿por qué a las mujeres ejerciendo diseño no se les da tanta autoridad ni visibilidad?

Del resultado, estoy enamorada. Pongo mi granito de arena para que se caiga el patriarcado y el estudio tiene ese valor agregado. Más que cualquier cosa, simplemente es increíble sentirnos unidas después de que el sistema nos enseñó a envidiarnos y a competir entre nosotras.

¿Qué te lleva a trabajar principalmente para marcas emergentes?

Pienso que el branding por naturaleza implica que son marcas que apenas van a lanzarse. La gente necesita su logotipo al momento de estar registrando su proyecto y es entonces cuando nos buscan. No me cierro a ningún tipo de proyecto, pero hasta el día de hoy los trabajos que puedo presumir son de marcas emergentes.

¿Qué significa hacer branding el día de hoy?

Siempre digo que el branding significa plusvalía. Puede haber un producto que es idéntico a otro, y solamente por la marca venderse en localidades, precios y cantidades diferentes. Creo que también significa que vas a tener cierto alcance en automático dirigido a un público específico; quieras o no, sea a propósito o no, las marcas proyectan ideas. Eso sí, el branding no puede hacer magia por sí solo y necesita ser muy constante y asertivo para funcionar.

¿Cómo se crea hoy una marca exitosa?

Creo que las personas buscamos cada vez más, dentro de nuestras posibilidades, productos que sean conscientes con el planeta y con los seres vivos. Creo que el éxito de un producto o servicio está relacionado con las causas que apoya y lo que aportan a la comunidad, fuera de lo que venden directamente.

No se puede dar una receta para el éxito porque cada proyecto tiene necesidades y valores diferentes. Entender y empatizar con el estilo de vida del usuario nos ayuda a comprender el tipo de estética que le resuena, y por ende hace que le llame la atención. Por otro lado, entender las necesidades del cliente directo y de su profesión hace que resalten sus diferenciadores y le ayuda a solventar problemas.

¿Cómo ha impactado la pandemia al branding?

Los canales digitales se han vuelto demasiado relevantes. Además de tener muchísima visibilidad también generan comunidad, y reducen la brecha entre marca, consumidor y otros consumidores.

No creo que la perfección de instagram vaya de salida todavía, pero existe una invitación a lo real desde los memes o tik tok. Es curioso pensar que re postear un meme con tu producto photoshopeado tiene mejor respuesta que diseñar una infografía. Creo que la gente conecta más con las marcas que les hacen sentir, con imágenes que guardan porque les parecieron útiles o ciertas, o con esas que les hacen decir “jaja, si soy”. Un testimonio de tu producto vale más que mil promesas y un screenshot es considerado más real que un diseño. Todos andamos en el mero chisme digital y eso también se refleja en las marcas de hoy.

¿Cuáles son tus siguientes metas y objetivos?

Estoy trabajando en relanzar el estudio que, desde el nombre y la imagen visual, refleje lo que realmente somos: siete mujeres trabajando, cada quien desde su casa (o la playa) para brindar el mejor diseño. Busco un nombre que nos represente a todas, más que convertirlo en Mariela Mezquita Estudio, porque eso no se alinea con lo que yo quiero construir. Mi visión sin duda va mucho más allá de mí. !