Metro de Catar

El diseñador mexicano Daniel Rodríguez fue el encargado del proyecto

por a! Diseño / Redacción

16 de noviembre 2022

Daniel Rodríguez, quien desde hace más de 20 años radica en Osaka y crea trenes para la compañía japonesa Kinkisharyo, diseñó el tren de la ciudad Doha, capital de Catar, que movilizará a miles de personas durante la Copa Mundial 2022 de la FIFA. Para el diseñador, egresado de la Licenciatura de Diseño Industrial de la Universidad Iberoamericana, el reto era grande: crear desde cero el metro de Catar. Por este proyecto recibió premios internacionales como el Red Dot Design Award y el iF Design Award 2017.

Daniel Rodríguez

Se presentaron varios diseños y el que eligió Qatar Rail, compañía ferroviaria responsable del transporte ferroviario en Catar, fue Al Faras, que son caballos árabes muy valorados en el ámbito de la equitación por su rapidez e inteligencia, que están acorde al diseño del metro que va a ser el tren automatizado más rápido del mundo y tan inteligente que no necesita conductor.

La manera en la que el diseñador resolvió el hecho de que Qatar Rail cuestionara el diseño cuadrado de las ventanas para volverlo acorde a la cultura del lugar sin elevar los costos fue inspirándose en patrones geométricos para que las ventanas fueran únicas.

Sobre el diseño interior, Daniel Rodríguez señala que tanto en Japón como en Medio Oriente las personas de cualquier estrato social viajan en metro y por ello la calidad que tienen sus vagones y la atención al detalle por parte de los usuarios es mayor, por lo que el diseño exige pensar en lo que van a usar los pasajeros y sus familias.

El convoy se diseñó con tres vagones y Rodríguez menciona que se trata de un tren completamente automatizado, el exterior se puede ver en primer plano y el barandal está pensado para que las personas de cualquier estatura puedan tener un buen agarre sin ningún problema.

Con relación a la clase de lujo, el diseñador mexicano se tuvo que adaptar a la cultura del lugar porque originalmente propuso asientos tipo europeo en el que viajaría un usuario en la ventana y otro en el pasillo, pero en Qatar Rail le dijeron que “si alguien se sienta en la ventana tendrá que pedir permiso para salir o para entrar y eso causa tensión”. Para resolverlo, Daniel recuerda: “Fuimos a ver la cultura local y estudiamos algo muy interesante: en la cultura musulmana, una persona de afuera no puede entrar a la casa y todas las casas, todos los edificios de oficinas, tienen una sala de reuniones en el que todos los asientos dan hacia el centro, de manera que todos se ven las caras para fortalecer la sensación de comunidad. Ese fue el diseño que tomamos en cuenta para la sección Gold Club, la sección de lujo del tren”.

Visita:

www.instagram.com/danielrodriguezescobar

www.kinkisharyo.com

Compartir en:
Facebook
Twitter
LinkedIn