NADIA MANJARREZ

UDEM

“Mi primer diseño que vi colgado en una tienda fue un vestido que hice para Badgley Mischka; sigue siendo un best seller de la firma, lo han cortado en todos los colores, en todos los largos, en todas las telas”

En una carrera de aprendizaje, desde el patronaje y el diseño, y del proceso de producción hasta la distribución y las relaciones públicas, la joven diseñadora mexicana Nadia Manjarrez construye una sólida carrera en el mundo de la moda en Nueva York, en su paso por firmas como Bibhu Mohapatra, Badgley Mischka, Marchesa, Cushnie et Ochs y actualmente en JS Group.

“Cuando me gradué de la Universidad de Monterrey (UDEM) de la carrera de Licenciado en Diseño Textil y de Modas, se suponía que tendría seis meses de vacaciones, pero salí de la escuela con muchas ganas de iniciar mi carrera, estaba muy inspirada”, recuerda la joven diseñadora. “A las tres semanas tenía cinco ofertas como interna. Todas las entrevistas que me dieron fueron porque tenía el background técnico como patronista; en el mundo de la moda todos quieren ser diseñadores, pero nadie quiere hacer ni la talacha, ni lo aburrido, y a mi siempre me han gustado los números, las medidas, y como se transforma lo creativo desde una forma técnica. Al final les pedí permiso a mis papás para ir a Nueva York, originalmente por seis meses”.

El primer paso de Nadia Manjarrez en Nueva York fue en agosto de 2011, bajo el mando de la patronista en la firma del diseñador Bibhu Mohapatra, donde tenían clientes como Michelle Obama y Glenn Close. “Me hice amiga del diseñador y tuve oportunidad de participar desde la producción hasta diseño, incluso administración y relaciones públicas; era un gran escenario. En diciembre ya estaba preparada para regresar a México, pero me dijeron que sacara mi visa porque me querían en su equipo”. 

Nadia Manjarrez estuvo en Bibhu Mohapatra hasta abril del 2012, pero nuevamente se pospuso su regreso a casa. “La patronista con quien trabajé en Bibhu Mohapatra, había entrado a la firma Badgley Mischka y me recomendó para una vacante, y el día que me iba a regresar a México, me llamaron. En mi entrevista me dijeron que al principio iba a estar tres semanas a prueba, pero me contrataron a la semana siguiente”.

En Badgley Mischka, Nadia Manjarrez permaneció poco más de tres años, en lo que fue una gran experiencia de aprendizaje. “Mi jefa era muy estricta con todos, pero era distinta conmigo; decidió ser mi mentora. Yo preguntaba de todo porque quería aprender, y ella se tomaba el tiempo para explicarme cosa por cosa”, comenta. “Me enviaba a Saks Fifth Avenue y Neiman Marcus todo el día, quería que viera las tiendas, que analizara los vestidos y que hiciera un reporte; se convirtió en mi maestra y sigo teniendo una excelente relación con ella”.

Nadia Manjarrez tuvo la oportunidad de incursionar en Production Manager en Badgley Mischka, “una área gris entre diseño y producción, entre lo creativo y lo técnico, que yo no sabia que existía, porque no es algo común en México”. 

Después de Badgley Mischka, la diseñadora se incorporó a la firma Marchesa, precisamente por su experiencia en production manager. “Era una compañía completamente diferente y resultó ser la mejor experiencia. Fue la primera vez que estuve participando cien por ciento en diseño”, recuerda. “Los vestidos que hacíamos eran divinos; había mucho trabajo de relaciones públicas y con prensa, y hacíamos vestidos para celebridades”.
En Marchesa hay dos líneas de vestidos, couture y notte; la primera está dedicada a vestidos para celebridades y notte diseña las prendas que están a la venta para todo público. Nadia Manjarrez estaba bajo la dirección creativa de notte, donde formó un excelente equipo de trabajo con la directora creativa y tuvo la fortuna de participar en la apertura de la línea notte bridal.

“Tengo compañeros que tienen 20 años en la industria y no les ha tocado participar en este tipo de experiencias; yo circunstancialmente tuve mucha suerte de estar ahí”.

La diseñadora recuerda cuando vio su primer vestido en una tienda. “Mi primer diseño que vi colgado en una tienda fue un vestido que hice para Badgley Mischka. Yo trabajaba todos los fines de semana, un domingo empecé a poner telas sobre un maniquí y lo dejé en mi oficina, mi jefa lo vio al día siguiente, le encantó y me dijo que le pidiera a la patronista que lo hiciera. El vestido sigue siendo un best seller de la firma, lo han cortado en todos los colores, en todos los largos, en todas las telas”.
También recuerda emocionada su primer vestido que vistió una celebridad, un diseño creado para la firma Marchesa.

“Cuando Kate Middleton se puso mi vestido lloré, fue mi primer rewiew en la revista Vogue, y aunque no dice mi nombre en ningún lado, sé que yo lo hice”.

Después de Marchesa, Nadia Manjarrez se incorporó a la marca Cushnie et Ochs, como Production Manager. Y actualmente se desempeña como Product Development Manager de JS Group donde participa en la creación de una nueva marca: Flor et.al. Así, un viaje que originalmente planeó por seis meses la ha llevado a formar una fructífera carrera en Nueva York.
Sobre su futuro, la joven diseñadora apunta: “Me gustaría empezar mi propia marca, me gusta mucho el tema de lo sustentable y me gustaría trabajar con manos mexicanas; me interesa la producción en pequeño como un tema ético y pensar en el consumidor consciente.”

EXPERIENCIA UDEM

Egresada de la carrera de Licenciado en Diseño Textil y de Modas. Aquí comparte algunos de los principales valores de su formación universitaria.

¿Cómo fue tu licenciatura en la UDEM?
Le saqué todo el provecho posible a la Universidad, me dio una cartera de herramientas muy amplia y aproveché lo que tenía más sentido para mi; había desde lo más creativo a lo más técnico, lo que tú quisieras hacer de la carrera los podías hacer; el plan de estudios es muy completo. Había maestros que te apoyaban, todo era muy orgánico; lo que a mi más me gustó fue que me permitió ser yo, trabajar a mis tiempos y exprimir mi creatividad.

¿Había interactividad con otras carreras?
Cuando estaban haciendo el piloto del edificio Centro Roberto Garza Sada  de Arte, Arquitectura y Diseño, compartíamos salones con diferentes carreras, había mucha interacción con alumnos de las licenciaturas de diseño gráfico y diseño industrial, en general todos éramos amigos y había mucha convivencia.

¿Cómo colaboró la UDEM en tu entrada al campo profesional?
La UDEM te ofrece muchas experiencias fuera del aula, implementa muchas cosas en el servicio social y en las prácticas profesionales. Yo hice mi servicio social como maestra de patronaje para una fundación que se encargaba de educar a señoras que habían sufrido maltrato en sus hogares, les dábamos herramientas para que ellas pudieran coser vestidos y obtener ingresos económicos para sus familias.
Esta experiencia en mi curriculum fue importante para tener mi primer contacto en Nueva York, mis prácticas profesionales fueron en un periódico donde escribí artículos de moda. Cuando me gradué, a pesar de que no había trabajado formalmente, ya tenía cierta experiencia laboral. 
En la UDEM  todos los semestres había viajes internacionales; yo asistí al Art Center de Pasadena, California, donde teníamos un programa extenso y en un nivel experimental. El acercamientos con materiales textiles me motivó al tema de mi tesis, y ahora es lo que me llevó a diseñar la línea en la que estamos sacando actualmente. Así fue como la UDEM pavimentó mi camino•

www.udem.edu.mx/
www.crgs.udem.edu.mx

VIDEO Entrevista de Nadia Manjarrez en Nueva York

Ex alumna UDEM

Actualmente la comunidad de egresados de la UDEM está integrada por más de 48,200 ex alumnos con presencia profesional en todos los continentes.
Estudió  la carrera de Licenciado en Diseño Textil y de Modas en la UDEM de 2006 a 2011. En agosto de 2011 comenzó su experiencia en el mundo de la moda en Nueva York; de agosto de 2011 a abril de 2012 formó parte de la firma de moda Bibhu Mohapatra como interna y en el área de patronaje y diseño. De abril de 2012 a abril de 2015 se desempeñó como product developer / production manager en Badgley Mischka. De abril de 2015 a noviembre de 2016 se incorporó a la firma Marchesa como product development manager and fabric R&D. 
Después de Marchesa, se unió como production manager a Cushnie et Ochs. Y actualmente forma parte de JS Group, como product development manager. Adicionalmente, desde 2015 es cofundadora y del proyecto Into the Industry, con base en Nueva York, donde se desempeña como mentor en desarrollo de producto y diseño.

Suscríbete a nuestro Newsletter